Una de las principales preocupaciones de las mujeres en estado de embarazo radica en la concepción, por lo que el conocer las diferencias y ventajas que ofrece el alumbramiento por parto natural o cesárea es uno de los temas que más conviene razonar.


SI bien existen casos donde la intervención oportuna en el nacimiento del producto por cesárea es indispensable para garantizar el bienestar del bebé y de la mamá, generalmente el tipo de parto es una decisión que la mamá debe tomar de un modo informado, mucho antes de la fecha de nacimiento de su bebé.


Ventajas del parto natural:

· La pérdida de sangre, en promedio es la mitad que en la cesárea.

· La posibilidad de infección posparto del útero (endometritis) es menor que en la cesárea.

· La recuperación posparto es más rápida y menos dolorosa que con la cesárea. Esto te permitirá estar más atenta a tu bebé en sus primeras semanas de vida.

· No hay un límite al número de partos naturales que puedes tener. De hecho, si una mujer tiene múltiples cesáreas, el riesgo de complicaciones médicas aumenta.

· El bebé tiene una mejor oxigenación general y cerebral que durante la cesárea.

· El bebé puede permanecer inmediatamente después del parto con sus padres, lo que favorece la producción de leche y el apego. Aunque esto también puede ser posible en una cesárea, en la mayoría de los casos el bebé y la mamá permanecen separados durante más tiempo que en un parto natural.

· Es menos costoso que una cesárea.


Desventajas del parto natural:

· Riesgo de desgarre.

· Posibilidad de que tu doctor opte por hacerte una episiotomía

· Riesgo de padecer incontinencia urinaria posparto.

· No se puede programar.


Ventajas de una cesárea:

· Se aplica una inyección epidural en la parte abdominal. Gracias a esta se pierde toda sensibilidad de la cintura a los pies. Esto quiere decir que el nacimiento de tu bebé será sin dolor.

· Puedes programar la fecha del nacimiento de tu bebé.

· La operación dura de 3 – 4 horas (incluyendo la preparación y la recuperación), comparado con el parto natural que puede durar hasta 20 horas.


Desventajas de una cesárea:

· Tienes que pasar por una cirugía con anestesia, y cualquier cirugía conlleva riesgos de infección y daño a otros órganos.

· La recuperación puede tardar de cuatro a ocho semanas, un plazo de recuperación mucho más largo que el de un parto natural.

· Te costará trabajo caminar los primeros días.

· Puedes sentir náuseas en los primeros días, por el efecto de la anestesia.

· Los embarazos después de una cesárea son más riesgosos. Por lo que la cesárea no se recomienda para mamás que quieran tener múltiples hijos.

· La cesárea es más cara que el parto natural.


Te invitamos a contactar a nuestros especialistas en ginecología y obstetricia para programar tu cita, y conocer más sobre las opciones que ofrecemos en paquetes de maternidad y partos, con la asistencia del personal de Hospital Santa María, líder en servicios de hospital y consulta médica.


Fuente: www.labebeteca.com