Si bien la mayoría de los procedimientos quirúrgicos son realizados con el paciente internado en un centro hospitalario, la cirugía ambulatoria ha logrado consolidarse en la práctica médica por los múltiples beneficios que ofrece, siendo el más inmediato el alta del paciente a pocas horas de realizada la cirugía.




La cirugía ambulatoria o de corta estancia puede ser de dos tipos:





  • La cirugía menor ambulatoria es un procedimiento quirúrgico que se hace con anestesia local, sin internación y no requiere ningún cuidado post operatorio especial, lo que posibilita el alta inmediata del paciente.
  • La cirugía mayor ambulatoria es una operación realizada con anestesia local, regional o general, y requiere cuidados post operatorios inmediatos, pero sin internación, lo que permite al paciente regresar a sus actividades a pocas horas después de realizada la cirugía.


Las cirugías ambulatorias ofrecen un amplio abanico de beneficios para el paciente, como son menores costos hospitalarios, atención especializada inmediata, disminución de riesgos por infecciones, procedimientos realizados bajo anestesia local con o sin sedación, y por supuesto no se necesita de hospitalización, lo que permite al paciente disfrutar de ser atendido en su casa.




Prácticamente todas las especialidades quirúrgicas tienen patologías que pueden ser tratadas con cirugía ambulatoria o de corta estancia, incluyendo muchos procedimientos de cirugía general, como:




  • Quistes y tumores pequeños de piel
  • Cirugías de hernia umbilical
  • Hernia inguinal con o sin malla
  • Cirugía anal
  • Cirugías de mama
  • Cirugías de tiroides
  • Colecistectomías laparoscópicas


Le invitamos a contactar a nuestros especialistas para programar su cita, con el fin de diagnosticar su padecimiento y valorar el tipo de tratamiento que requiere para recuperar su buena salud, con la asistencia del personal de Hospital Santa María, líder en servicios de hospital y consulta médica.